6 noviembre 2015

Nace otro «preciado» dril en BIOPARC Valencia

El dril es un bonito y poco conocido primate que se encuentra en situación «crítica», con una población estimada en su hábitat natural de 3.000 individuos.

  • BIOPARC está contribuyendo activamente a su conservación, tanto in situ, con los proyectos de la Fundación, como ex situ, con el programa de reproducción que, con 8 ejemplares, sitúan a Valencia entre los pocos parques de referencia para contemplar esta especie.
  • Esta nueva vida es una alegría y una llamada de atención justo el fin de semana que Valencia es el centro sobre el cambio climático.

En el bosque de ribera de África ecuatorial ha nacido una nueva cría de dril (Mandrillus leucophaeus), y ya son cinco en siete años, lo que supone un motivo de orgullo para el equipo técnico de BIOPARC Valencia. En este hábitat «multiespecie» vive un grupo de estos amenazados primates, rodeados por sitatungas, hipopótamos pigmeos, cercopitecos, pelícanos y gansos del Nilo. El grupo está formado por ocho individuos, incluida la nueva cría, lo que convierte a BIOPARC en uno de los pocos recintos europeos que tienen más de siete ejemplares. Estos grupos están compuestos por un macho dominante, las hembras y sus descendientes.

Otoño 2015 - driles en BIOPARC Valencia - driles - nueva cría (detalle)

En esta ocasión los progenitores son el macho, Rafiki, que llegó en septiembre de 2007 del Zoo de Hannover (Alemania) y la hembra Abuja que se trasladó en febrero de 2008 desde Port Lympne Animal Park (Reino Unido). Estos nacimientos son un éxito dentro del EEP (Programa europeo de reproducción en cautividad de especies amenazadas), cuyo objetivo es garantizar la pervivencia de la especie y convierten a BIOPARC en un «aliado» de la conservación de la biodiversidad de la naturaleza.

Otoño 2015 - nueva cría de dril en el bosque de ribera de BIOPARC Valencia

Los driles habitan en Camerún, Nigeria y la isla de Bioko (Guinea Ecuatorial) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), considera que esta especie es una de las más amenazadas de primates africanos, con unos 3.000 ejemplares en estado silvestre según la asociación “Save the Drill”. Bastante desconocidos frente a sus «parientes» los mandriles, presentan un morro alargado y dotado de enormes caninos que les confiere un aspecto “feroz», especialmente al macho que, además, porta una preciosa melena similar a la del león. También es muy característico el colorido de la zona perianal que se muestra sonrosada con un llamativo azul y violeta.

Fundación BIOPARC, ha colaborado varios años en un significativo proyecto de recuperación y reintroducción de driles en el Santuario de la Montaña de Afi, en Nigeria dentro de sus acciones de conservación in situ.

¿Te ha gustado
la noticia?

¡Compártelo!

Ponte
al día