8 marzo 2014

Nace una cría de dril en Bioparc Valencia, uno de los primates más amenazados

Nueva cría de dril en el bosque de ribera, donde conviven con hipopótamos pigmeos, sitatungas, pelícanos y otros primates.

El dril es un bonito primate del que se estima sólo quedan alrededor de 2.500 ejemplares en la naturaleza y los visitantes de Bioparc Valencia han tenido la fortuna de contemplarlo en pleno explendor. Esta primaveral mañana ha permitido que la cría tomara los primeros rayos de sol mientras permanecía al cuidado de su madre y protegida por su padre.

Bioparc Valencia - nueva cría de dril - madre con su cría con 4 días de vida

Sábado, 8 de marzo de 2014. Hasta ahora nunca se había visto la zona que recrea el bosque de ribera con tanta nueva vida. Las coloridas sitatungas nacidas en las últimas semanas sentían una especial curiosidad por una nueva cría, en esta ocasión, de dril. Un espectacular recinto multiespecie donde habitan, además, hipopótamos pigmeos, cercopitecos, pelicanos y gansos del nilo era hoy el centro de atención en Bioparc.

Los visitantes han tenido la oportunidad de ver una completa escena de naturaleza en abierto con el «bebé» de dril nacido el pasado día 3 junto al resto de la familia. Ésta es la segunda cría de Abuja (la primera nació en Bioparc en 2010) y el tercer hijo de Rafiki. Rafiki vino del Zoo de Hannover (Alemania) en septiembre de 2007 y Abuja llegó de Port Lympne Animal Park (Reino Unido) en febrero de 2008.

2 hembras de dril con sendas crías - bosque ecuatorial de Bioparc Valencia - marzo 2014

Los driles (Mandrillus leucophaeus) son primates de hasta 35 Kg de peso, que habitan en Camerún, Nigeria y la Isla de Bioko. Presentan un morro alargado y dotado de enromes caninos que les confiere un aspecto “feroz”. Sobre su pelaje grisáceo destaca la cara negra y una amplia zona perianal desnuda y de coloración sonrosada, azul y violeta. Se trata de una especie fundamentalmente frugívora. Viven en grupos liderados por un macho dominante, y a veces varios grupos se unen para formar una horda de 100 o más individuos. Son bastante terrestres y seminomádicos estacionales, moviéndose por el suelo del bosque ecuatorial en busca de alimento.

Se trata de un nacimiento muy destacado desde el punto de vista de la conservación, pues supone un importante logro para el Programa europeo de reproducción en cautividad de especies amenazadas (EEP) en el que está participando activamente Bioparc.

En la naturaleza, se estima que sólo quedan 2.500 ejemplares y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), considera al dril una de las especies de primates africanos más amenazadas y con mayor necesidad de un plan de conservación. Por este motivo, la Fundación BIOPARC, entre otras acciones, colabora en un significativo proyecto de recuperación y reintroducción de driles en el Santuario de la Montaña de Afi, en Nigeria.

¿Te ha gustado
la noticia?

¡Compártelo!

Ponte
al día