27 marzo 2015

BIOPARC Valencia «esperanza» para una especie de la que sólo existen 100 ejemplares en la naturaleza

El primer Bongo oriental nacido en Valencia se traslada, dentro del Programa de Reproducción Europeo, al zoológico de Beauval en Francia con el objetivo de salvar de la extinción esta preciosa subespecie de antílope.
  • El primer Bongo oriental nacido en Valencia se traslada, dentro del Programa de Reproducción Europeo, al zoológico de Beauval en Francia con el objetivo de salvar de la extinción esta preciosa subespecie de antílope.
  • El bongo oriental (Tragelaphus euryceros isaaci) está en peligro crítico de extinción, puesto que únicamente existen alrededor de 100 ejemplares en estado silvestre y podría equipararse su grado de amenaza al del lince ibérico.

2015 - macho joven de bongo oriental - Bioparc Valencia

Viernes, 27 de marzo de 2015. En BIOPARC Valencia vive una joven pareja compuesta por un macho de 6 y una hembra de 7 años, que llegaron con el objetivo formar parte del programa de conservación (EEP) del bongo oriental que se está llevando a cabo a nivel europeo. La hembra era primeriza y el nacimiento de su primera cría fue una gran noticia por partida doble, confirmó la capacidad reproductiva de la pareja y supuso en poco tiempo el cumplimiento de su objetivo reproductor.

El bongo oriental es el mayor de los antílopes forestales africanos y uno de los más hermosos. El Tragelaphus euryceros isaaci es la subespecie que habita en BIOPARC y está catalogada “en peligro crítico” según la Lista Roja de la UICN (Unión internacional para la conservación de la naturaleza) ya que quedan entre 75 y 140 ejemplares en estado silvestre, repartidos en 4 poblaciones aisladas. Por debajo del dintel crítico de 250 individuos, es necesario garantizar la variabilidad genética para la recuperación de la especie. Es por ello que su cría en cautividad es importantísima para poder asegurar que no se extinga en nuestro planeta.

Esta especie es capaz de reproducirse aproximadamente con dos años de vida. “Kandombe”, el primer bongo nacido en Valencia en noviembre de 2013 fue un macho, y ahora cercano a alcanzar su madurez sexual ha sido trasladado a Beauval en Francia por dos razones: una favorecer una nueva gestación en la hembra progenitora y la otra, convertirse en poco tiempo en el macho reproductor del grupo de 3 hembras al que se incorpora dentro del importante programa de cría en cautividad que se lleva a cabo en Europa con esta especie.

Estas acciones muestran el papel fundamental que deben cumplir los parques de animales como plataformas de conservación de especies amenazadas y concienciación de los visitantes sobre la necesidad de cambiar la actitud en la relación con el entorno para preservar la naturaleza.

¿Te ha gustado
la noticia?

¡Compártelo!

Ponte
al día