4 junio 2015

Mayayi llega a Cabárceno dentro del programa de reproducción del rinoceronte blanco

El gravísimo peligro de extinción de esta especie ha motivado que una de las dos hembras que habitan la Sabana de BIOPARC Valencia se desplace al parque Cántabro para aparearse.
  • El gravísimo peligro de extinción de esta especie ha motivado que una de las dos hembras que habitan la Sabana de BIOPARC Valencia se desplace al parque Cántabro para aparearse.
  • El rinoceronte se incluye dentro de los «Big Five», las 5 especies más emblemáticas de África y podría desaparecer en 10 años.

Mayayi - rinocerontes - Bioparc Valencia

Entre los programas europeos de conservación de especies (EEP) en los que participa BIOPARC Valencia se encuentra el rinoceronte blanco sureño (Ceratotherium simum simum), uno de los «Big Five», las denominadas 5 especies más representativas del continente africano. El grupo reproductor del parque valenciano está formado un macho, Cirilo, y dos hembras, Mayayi y Nómbula.

Cirilo es un macho muy importante para el EEP y, como hasta ahora no ha conseguido reproducirse, se están estudiando las posibles causas. Por otro lado, los datos muestran la dificultad de la reproducción de esta especie en cautividad y este hecho, unido a la grave situación de la especie en la naturaleza, ha motivado la decisión de trasladar a una de las hembras al Parque de la Naturaleza de Cabárceno (Cantabria), que cuenta con un macho reproductor probado.

En el movimiento de Mayayi su bienestar ha sido fundamental y, en este sentido, la proximidad y facilidad del trayecto, así como la capacidad reproductora de Sagan han sido determinantes y han contado con la recomendación del EEP. En esta ocasión, se trata de un traslado temporal puesto que la hembra regresará a BIOPARC Valencia donde nacería la nueva cría, dado que las hembras paren una sola cría cada cuatro o cinco años, tras 16 meses de gestación. Ahora Mayayi, se encuentra descansando de su viaje y, tras la aclimatación adecuada, se incorporará al grupo reproductor de Cabárceno.

El rinoceronte blanco (Ceratotherium simun) es la mayor de las cinco especies de rinocerontes que existen en la actualidad y una de las dos especies que viven en África. La principal causa de su extinción en la naturaleza es la caza furtiva, de hecho es una de las especies que más están acusando el comercio ilegal de sus cuernos con fines ornamentales y como producto de consumo al que se le atribuyen propiedades medicinales y afrodisíacas.

Los datos son realmente alarmantes, con un fuerte incremento del furtivismo desde 2008. En este año 83 rinocerontes fueron abatidos y, tan sólo 6 años después, en 2014 la cifra ha llegado a 1.215. De hecho en 2013 y 2014 se han matado 3 rinocerontes al día. Con este aumento exponencial, si sigue esta tendencia los rinocerontes, estos gigantes de la Tierra se habrán extinguido antes del 2026.

¿Te ha gustado
la noticia?

¡Compártelo!

Ponte
al día