Sabana africana

Sobre
el hábitat
La sabana reúne la mayor concentración de grandes herbívoros del planeta y sus extensas planicies son el escenario de largas migraciones en busca de agua y alimento vinculadas al transcurrir de las dos estaciones de este bioma: la estación seca y la estación húmeda.
Ambientes recreados

Representa zonas áridas y dependientes de lluvias estacionales del norte de Kenia y Somalia, concretamente el lecho seco de un curso de agua salpicado de diferentes especies de acacias, árboles típicos de la sabana africana, como podemos encontrar en el Parque Nacional de Samburu.

Alberga a un grupo reproductor de rinocerontes blancos sureños, a una manada de cebras y a un grupo de avestruces conviviendo en el mismo espacio, observados por los marabúes desde su otero.

Representa la vida subterránea de la sabana, jugando un importante papel ecológico ya que estas madrigueras sirven de cobijo para numerosos animales. Todos ellos aprovechan estas impresionantes construcciones, llegando incluso a cohabitar depredadores y presas. En ella se ilustra la vital importancia que tiene la protección y la conservación de todos los seres vivos y sus hábitats para mantener el equilibrio de los ecosistemas.

Alberga al oricteropo o cerdo hormiguero que utiliza las poderosas garras de sus patas delanteras para excavar las galerías que formarán la madriguera, a la familia de hienas, al grupo de facóqueros, a los zorros orejudos, a diferentes especies de roedores –puercoespines, ratón espinoso y ratas topo desnudas – y a reptiles como el varano del Nilo y la pitón de Seba.

Representa uno de los grandes termiteros africanos que utiliza el oricteropo para conseguir su alimento favorito, las termitas.

Alberga a las mangostas enanas, los mamíferos carnívoros más pequeños de África, que aprovechan estos termiteros abandonados como guarida, generando una gran actividad a su alrededor.

Representa las grandes formaciones graníticas que salpican la sabana verde, que sirven como refugio frente a incendios e inundaciones, y como lugar de descanso durante las grandes migraciones de herbívoros. Numerosas especies de animales y plantas se han adaptado a vivir en estos ecosistemas, pues presentan unas condiciones ambientales diferentes a las del mar de hierba que los rodea, creando un microclima que da lugar a una comunidad zoológica propia.

Alberga al saltarrocas y al grupo de damanes, habitantes por excelencia de los kopjes ya que trepan sin problema por sus redondeadas rocas. También se encuentran aquí las mangostas rayadas, ejemplo de sociedad cooperativa donde todos los individuos del grupo cumplen un importante papel para el buen funcionamiento del mismo. En una posición privilegiada se observa a los leones descansando sobre estas grandes rocas, utilizándolas como atalayas desde las que otear el horizonte en busca de sus presas. Y algunas aves aprovechan sus inaccesibles superficies para anidar lejos de los depredadores terrestres.

Representa las grandes praderas herbáceas del Serengueti y del Massai Mara asociadas a las migraciones de herbívoros.

Alberga manadas de herbívoros pastando plácidamente en la hierba: jirafas, impalas,blesbok y antílopes acuáticos conviven aquí, junto con aves como el jabirú, curiosa cigüeña africana, la grulla coronada cuelligris y los ibis sagrados. En ocasiones, algo alejados de esta concurrida pradera, podemos encontrar a los dromedarios.

Representa un bosque de uno de los árboles más grandes y curiosos de África, el baobab, que parece haber crecido al revés, con las raíces hacia el aire.

Alberga a una manada de elefantes africanos de sabana. Con sus más de 3 metros de altura y un peso que puede variar entre 3.000 y 6.000 kg, es el mamífero terrestre más grande que existe. Descubrimos también a los simpáticos suricatas y observamos que, justo enfrente, un tímido e inmóvil grupo de dik-dik intenta pasar inadvertido tras unos arbustos.

Sabana africana
Animales
Búsqueda por tipo de animal
Sabana africana
Humedales
africanos
Hábitats
Selva ecuatorial
Isla de Madagascar
Visitas
Escolares
Los escolares son nuestros visitantes más importantes, pues en sus manos está la futura conservación del planeta. Para ellos tenemos actividades para todas las edades.